viernes, 18 de marzo de 2011

Crisis nuclear, Preguntas y respuestas por la OMS sobre radioactividad. Parte II

Ante la crisis nuclear desatada en Japón posterior al terremoto y el Tsunami creemos conveniente conveniente aportar  información con respecto a este tema a pesar de ser una vitacora acerca del cuidado intensivo.

Por lo anterior decidimos socializar las preguntas y respuestas publicadas por la Organización Mundial de la Salud el pasado 17 de marzo de 2011. 
En la pasada entrada del blog se publicaron  dudas acerca de la radiación ionizante y la exposición humana a la radiación, en la entrada actual se publican las dudas acerca de los efectos en la salud y la inocuidad de los alimentos.

¿Cuáles son los efectos agudos de la exposición a la radiación?
  • Si la dosis de radiación supera cierto umbral, puede provocar efectos agudos tales como enrojecimiento de la piel (eritemas), pérdida de cabello, quemaduras, y síndrome agudo por irradiación1.
  • En caso de accidente en una central nuclear, no es probable que la población se vea expuesta a dosis suficientemente elevadas para causar esos efectos.
  • Es más probable que los miembros de los equipos de rescate y de primera intervención, así como los trabajadores de las centrales, se expongan a dosis de radiaciones suficientemente elevadas para causar efectos agudos.
¿Qué efectos a largo plazo se pueden prever en caso de exposición a la radiación ionizante?
  • La exposición a la radiación puede aumentar el riesgo de cáncer. En el Japón, entre los supervivientes a las bombas atómicas el riesgo de leucemia aumentó pocos años después de la irradiación, mientras que los riesgos de otros cánceres aumentaron más de 10 años después de la irradiación.
  • Durante las emergencias nucleares se puede liberar yodo radiactivo, que si se respira o se ingiere se concentra en la glándula tiroides, aumentando el riesgo de cáncer de la tiroides. Las personas expuestas al yodo radiactivo pueden disminuir el riesgo de cáncer de la tiroides ingiriendo pastillas de yoduro de potasio, que ayuda a prevenir la fijación del yodo radiactivo.
  • El riesgo de cáncer de la tiroides consecutivo a una irradiación es más elevado en los niños y los adultos jóvenes.

1 El síndrome agudo por irradiación es un conjunto de signos y síntomas que puede aparecer cuando el organismo recibe una dosis de radiación superior a 1 Sv (es decir, unas 300 veces la dosis anual de radiación de fondo). Está vinculado con la lesión de la médula ósea, donde se producen las células sanguíneas. A dosis superiores (>10 Sv) pueden verse afectados otros órganos (por ejemplo, el aparato digestivo o el sistema cardiovascular).

Inocuidad de los alimentos

¿Es peligroso comer alimentos importados del Japón?
  • El Japón no es un importante exportador de alimentos. En estos momentos no hay indicaciones de que el consumo de alimentos importados del Japón entrañe ningún riesgo. En el interior del propio Japón solo podrían ser motivo de preocupación los alimentos procedentes de la zona que rodea la central nuclear Daiichi de Fukushima. Habida cuenta de las medidas de seguridad adoptadas y del terremoto y el maremoto que han sufrido, es poco probable que se estén produciendo y recolectando alimentos en la zona evacuada.
¿Cómo pueden volverse radiactivos los alimentos?
Los alimentos se pueden contaminar con material radiactivo como consecuencia de una emergencia nuclear o radiológica. La superficie de las frutas y las verduras, o los alimentos de origen animal, pueden volverse radiactivos si se depositan en ellos materiales arrastrados por el aire o la lluvia.
Al cabo del tiempo también puede volverse radiactivo el interior de los alimentos, pues los radionúclidos pasan del suelo a los cultivos y los animales, los ríos, los lagos y el mar, donde pueden ser captados por los peces y el marisco. La gravedad del riesgo depende de la combinación de radionúclidos y de la cantidad de contaminates emitidos.
La radiactividad no puede contaminar los alimentos envasados; por ejemplo, los alimentos enlatados o envueltos en plástico están protegidos de la radiactividad mientras el envase esté intacto.

¿Qué consejo general se puede dar a los consumidores y productores de alimentos en caso de emergencia nuclear?
  • La respuesta a una emergencia por radiactividad debe ser la misma que ante cualquier emergencia debida a la contaminación de los alimentos por algún producto peligroso. En las primeras fases de la emergencia, y siempre que ello no entrañe peligro, es posible adoptar medidas inmediatas para prevenir o reducir al mínimo la contaminación de los alimentos por material radiactivo. Por ejemplo, se puede hacer lo siguiente:
    • PROTEGER los cultivos de verduras y de forraje cubriéndolos con plásticos o lonas.
    • ESTABULAR el ganado o ponerlo a cubierto.
    • COSECHAR los cultivos que estén maduros y ponerlos a cubierto.
  • Hay que considerar la adopción de otras muchas medidas a corto, medio y largo plazo en las zonas gravemente contaminadas, tales como las siguientes:
    • evitar el consumo de leche o verduras de producción local;
    • evitar el sacrifico de animales;
    • evitar la pesca, la caza o la recolección de hongos u otros frutos del bosque.