viernes, 18 de marzo de 2011

Crisis nuclear, Preguntas y respuestas por la OMS sobre radioactividad. Parte I

Ante la crisis nuclear desatada en Japón posterior al terremoto y el Tsunami creemos conveniente conveniente aportar  información con respecto a este tema a pesar de que nuestro sitio es dirigido al cuidado intensivo..

Por lo anterior decidimos socializar las preguntas y respuestas publicadas por la Organización Mundial de la Salud el pasado 17 de marzo de 2011. En esta entrada del blog encontramos dudas acerca de la radiación ionizante y la exposición humana a la radiación, posteriormente en la siguiente entrada se publicara las dudas acerca de los efectos en la salud y la inocuidad de los alimentos.
¿Qué es la radiación ionizante?
  • Algunos átomos, al desintegrarse, ya sea de modo natural o en situaciones creadas artificialmente, liberan un tipo de energía denominada radiación ionizante. Esa energía se desplaza en forma de ondas electromagnéticas (rayos gama o rayos X), o de partículas (neutrones, partículas alfa o partículas beta).
  • Los átomos que emiten radiación se denominan radionúclidos.
  • El tiempo necesario para que la energía liberada por un radionúclido disminuya a la mitad (es decir, la «vida media») va desde ínfimas fracciones de segundo a millones de años, según del átomo de que se trate.
¿Estamos expuestos en circunstancias normales a las radiaciones ionizantes?
  • El ser humano está expuesto cotidianamente a la radiación natural. Esa radiación procede del espacio (rayos cósmicos) y del material radiactivo natural presente en el terreno, el agua y el aire. El gas radón, formado naturalmente, es la principal fuente de radiación.
  • La población puede también estar expuesta a radiación procedente de fuentes artificiales. Hoy día, la fuente artificial de radiación ionizante más común son algunos dispositivos médicos tales como los aparatos de rayos X.
  • La dosis de radiación se puede expresar en unidades Sievert (Sv). En promedio, una persona suele estar expuesta a aproximadamente 3,0 mSv/año, de los cuales el 80% (2,4 mSv) se debe a fuentes naturales (es decir, la radiación de fondo), el 19,6 % (casi 0,6 mSv) al uso médico de radiaciones, y el restante 0,4% (aproximadamente 0,01 mSv) a otras fuentes artificiales.
  • El nivel de exposición a la radiación natural varía en diferentes partes del mundo, debido a las distintas características geológicas locales. En algunas zonas, la población puede estar expuesta a niveles 200 veces superiores al promedio mundial.
¿Cómo se exponen las personas a la radiación ionizante?
  • La radiación ionizante puede proceder de fuentes que se encuentren fuera del organismo (irradiación externa) o dentro de él (contaminación interna).
  • La contaminación interna puede proceder de la inhalación o ingestión de material radiactivo, o de la contaminación de heridas.
  • La irradiación externa se produce cuando una persona queda expuesta a fuentes externas, tales como los rayos X, o cuando el material radiactivo (por ejemplo, polvo, líquidos o aerosoles) se adhieren a la piel o a la ropa, produciendo contaminación externa.
  • Generalmente la contaminación externa puede eliminarse del cuerpo.
¿Qué tipo de exposición a la radiación podría producirse en caso de accidente en una central nuclear?
  • Cuando una central nuclear no funciona adecuadamente puede liberar radiactividad hacia el medio por una mezcla de productos generados dentro del reactor («productos de fisión nuclear»). Los principales radionúclidos que suponen un riesgo para la salud son el cesio y el yodo radiactivos. La población puede quedar expuesta directamente a esos radionúclidos suspendidos en el aire. Otra forma de exposición es a través de la ingestión de alimentos o bebidas contaminadas por esos materiales.
  • Los miembros de los equipos de rescate y de intervención inmediata y los trabajadores de la central pueden sufrir una exposición a altas dosis de radiación debido a sus actividades profesionales y a la exposición directa a materiales radiactivos dentro de la central.