jueves, 13 de agosto de 2015

Recomendaciones de las guías sobre Shock (choque) circulatorio y monitoria hemodinámica – “Task Force” de la Sociedad Europea de Cuidado Intensivo 2014


Las guías de consenso Europeo sobre choque circulatorio (Shock) y la monitoria hemodinámica bajo este escenario publicadas Online en Noviembre del 2014 en el Intensive care Medicine por los doctores Cecconi, De Backer, Antonelli, Mebazaa, Pisnski, Vincent entre otros marcan como es de esperarse después de tantos años varias diferencias con respecto a las ultimas Guías publicadas por Antonelli en el 2006.


A continuación realizaremos un breve resumen de los principales cambios, pero pueden encontrar las 44 recomendaciones al hacer Click al final del texto en la imagen del Journal para acceder al artículo.

  
En cuanto a la definición hacen claridad que a la insuficiencia circulatoria generalizada se le asocia un inadecuado uso de Oxigeno por parte de las células.
Con respecto a las metas de presión arterial cambia con respecto a las guías del 2006, en no dar un valor puntual para las condiciones de trauma cráneo encefálico o para choque hemorrágico y por el contrario recomiendan individualizar cada caso en particular. Recomiendan en los pacientes con choque séptico que muestren mejoría con cifras tensionales altas o con antecedente de hipertensión arterial crónica el manejo de cifras más altas que en el resto de pacientes y continúan como meta de reanimación inicial la presión arterial media de 65mmHg con nivel de evidencia 1C.

En lo que tiene que ver con la respuesta a fluidos ahora recomiendan la monitoria dinámica sobre la estática cuando pueda ser aplicable con grado de evidencia y recomendación 1B, recomiendan los retos de fluidos como una herramienta útil para la toma de decisiones con respecto a la reanimación hídrica excepto en los escenarios obvios de hipovolemia con evidencia 1C; pero que incluso en los pacientes que en teoría responderían a fluidos recomiendan ser cautelosos en la titulación de los fluidos, con mayor énfasis en los pacientes que tienen presiones de llenado altas o presencia de agua extravascular pulmonar.

Volveremos al catéter de arteria pulmonar ? Es lo que pareciera darnos a entender en algunas situaciones como complemento de la ecocardiografía dinámica durante casos particulares de choque severo y asociadas a condiciones como SDRA o Falla ventricular derecha. El nivel de evidencia continua siendo C sin embargo cambia con respecto al de las Guías del 2006.
Otro punto importante que es novedoso con respecto a las guías anteriores se basa en el análisis previo por cada usuario de las tecnologías de monitoria hemodinámica no invasiva en cuanto a su evidencia y estudios realizados en el escenario de Shock (Choque) por lo cual no generan recomendación Generalizada al respecto. Sobra adicionar la mayor recomendación sobre el uso dinámico del Ecocardiograma (Este examen normalmente realizado por los intensivistas dadas las condiciones en las cuales se realiza como son disponibilidad de tiempo del cardiólogo para la valoracion continua y dinamica asi como la diferencia en la adquisicion de las imagenes con respecto al examen tradicional).