jueves, 21 de julio de 2011

Nutrición parenteral temprana en UCI, si o no?


En Junio 29 de 2011 fue publicado en New England Journal el articulo titulado: Early versus Late Parenteral Nutrition in Critically Ill Adults, escrito por Greet Van den Berghe y colaboradores.


En este artículo presentan los datos de un estudio prospectivo, aleatorizado, controlado, de grupos paralelos y multicéntrico, realizado en Bélgica. La nutrición parenteral temprana como suplemento a la la nutrición enteral en pacientes adultos gravemente enfermos (EPaNIC) para evaluar los resultados entre los pacientes tratados con nutrición parenteral (NP) iniciada en los primeros 2 días después del ingreso a la unidad de cuidados intensivos (UCI) (directrices europeas) frente a 8 días después del ingreso (Directrices Norteamericanas).


Los pacientes tenían características iniciales similares, incluyendo la clasificación de APACHE II. Los pacientes de ambos grupos recibieron la nutrición enteral en el segundo día en la UCI a menos que se encontrara médicamente contraindicada y ambos grupos fueron tratados con un control glicémico estricto (80-110 mg / dL).


  Se aleatorizaron un total de 4.640 pacientes. Los niveles totales de calorías no fueron estadísticamente diferentes entre los grupos para el día 15 del estudio. Ambos grupos tuvieron tasas similares de mortalidad en UCI y mortalidad hospitalaria a 90 días. Los pacientes en el grupo de nutrición parenteral temprana presentaron una mediana de estancia en la UCI que fue un día más corto (hazard ratio, 1,06; intervalo de confianza 95%, 1,00 a 1,13, p = 0,04), y una estancia promedio en el hospital dos días menos que el grupo de inicio tardío. En el grupo de inicio temprano se observo también menor grado de infecciones, menor duración de la ventilación mecánica y una menor duración de la terapia de reemplazo renal. Los costos en salud se vieron reducidos en este grupo en aproximadamente $ 1,600 USD por paciente. También se encontró que al final tenían niveles más altos de inflamación, según la evaluación de los niveles de proteína C-reactiva.

  En anteriores estudios observacionales se han demostrado mejores resultados para los pacientes críticamente enfermos que alcanzaron objetivos nutricionales tempranamente con nutrición parenteral.

En este estudio, el inicio temprano de la nutrición parenteral no fue benéfico en comparación con el inicio tardío.  Aunque los efectos de otras co-intervenciones (como la inmunonutrición) no fueron estudiados, los objetivos primarios y secundarios formulados indican que la nutrición parenteral temprana no fue beneficiosa, y que la adhesión a las directrices de Americanas que abogan por el inicio tardío de esta en pacientes de UCI, es probable más prudente.


Para visualizar el articulo completo hacer click en la grafica